Tag Archive: Directorio General para la Catequesis


fe-300x200Por más de 50 años, inclusive un poco antes del Concilio Vaticano II, en los Estados Unidos se comenzó a utilizar el modelo de escuela para impartir clases de educación religiosa a todos aquellos pequeños que necesitaban no solo prepararse para los sacramentos, sino inclusive el asistir a la famosa “sunday school”.
En pocas palabras, era una expectativa que la familia fuese a la Iglesia los domingos y a la vez los hijos recibieran “educación religiosa” o “Instrucción religiosa” por las monjas o hermanas de vida religiosa de alguna congregación y poder comprender los sagrados misterios.

Hoy en día, después de 50 años la historia es distinta y diferente.  Solamente en este país de los Estados Unidos, el incremento y flujo de la población inmigrante se ha duplicado en tan solo 10 años.  Es interesante ver las estadisticas y sus proyecciones para las Iglesias en el Sur, Suroeste y Sureste de los Estados Unidos, donde una de las “minorias” pasara a ser la “mayoría”–el pueblo hispano.  No solo eso, el numero de monjas o personas consagradas a la vida religiosa va en declive pero el numero de laicos comprometidos con la Iglesia va en aumento.  Creo que el Espiritu Santo nos quiere decir algo y hay que poner mucha atención, es leer los “signos de los tiempos”.  Aún así, hoy en día, debido al incremento de los medios masivos de comunicación, las nuevas herramientas de la tecnología y el cambio cultural y social nos pide una nueva manera de soñar, una nueva manera de emprender y una nueva manera de proclamar el Evangelio.

Ya no se puede vivir con el término “educación religiosa” donde se da una connotación de un aula o salón de clase, donde el/la instructor(a) dirige y parte de un texto para impartir la educación religiosa.  Y espera que sus pupilos o estudiantes vengan a la Iglesia para recibir la sagrada instrucción.  Por eso, es que es preciso el utilizar los términos “catequesis” “formación de fe” “catecismo”, ya que estos términos dan una connotación que va mas allá de un salón de clases, donde se necesita en vez de maestros…….testigos de la fe, modelos de santidad, personas que viven las exigencias del evangelio.  En vez de textos, sitios de internet, video clips, audio, una catequesis experiencial, que parta de las propias experiencias de la familia.  En vez de esperar que vengan hacia nosotros, es el salir y encontrarlos en la calle y dialogar con ellos, compartir la fe ahi mismo (Cultura de Encuentro).  No solo eso, una catequesis o formación de fe que sea integral, es decir, para todos, no solo para los pequeños sino también para los grandes, y no solo para los padres de familia, sino para toda la parroquia, incluyendo solteros, abuelos, divorciados, viudos, separados, etc…..

Con todo esto, la catequesis no se puede limitar solamente a clases de religión, sino más bien ampliar la gama de temas, es hacer la catequesis experiencial, el vivirlo y sentirlo y hacerlo propio y se pueden cubrir estas areas partiendo desde las seis tareas fundamentales de la catequesis.

1.  Conocimiento de la fe
2.  Vida Liturgica
3.  Formacion Moral
4.  Vida de Oracion
5.  Vida comunitaria
6.  Espiritu Misionero

En estas areas caben temas que inclusive pudieran no ser religiosos a simple vista pero afectan a la persona, pueden ser temas como “El porque es importante votar” “Inmigracion” “hostigamiento” “abuso infantil” “abuso domestico”, “sufrimiento, aislamiento y depresion”, etc… es el ampliar los temas que afectan a la persona y luego darle el mátiz perfecto con una dósis de catequesis enraizada en la Sagrada Escritura y los documentos de la Iglesia.

Prefiero una catequesis o formación de fe que una educación religiosa ya que me limita por los criterios que les habia explicado.

AH

Anuncios

top_discipuladoLa persona del Catequista/Discípulo tiene una misión muy grande, complicada, difícil, y mucho más importante que cualquier trabajo de Jefe de Estado, si así como usted acaba de leer.   En pocas palabras, la persona del Catequista/Discípulo tiene la gran misión de traer personas, presentárselas y ponerlas “no solo en contacto sino en COMUNION, en INTIMIDAD con Jesucristo”1.  Muchos se preguntarán, ¿pero como hacer esto? Algunos dirán ¡Hay que predicar el evangelio! Pero muchos predicadores hacen esto inclusive muchos de nuestros hermanos separados hacen esto y eso no quiere decir que den fruto o se cumpla con esto.  Tal pues, reflexionemos sobre lo que esto significa ¿Cómo puede uno traer no solo en contacto sino en Comunión, en intimidad con Jesucristo?

Este gran enigma, solo puede ser resuelto por el propio Espíritu Santo, ya que tiene la respuesta y nos impulsa a movernos, a actuar y hacer lo que se nos pide.  Para un católico, un discípulo maduro en su fe, sabemos que no solo se trata de anunciar el Evangelio, es solo el comienzo, la parábola del Sembrador da luz a mi explicación ‘algunos podrán escuchar el mensaje pero caerá a  “lo largo del camino: vinieron las aves y se los comieron. Otros cayeron en terreno pedregoso, con muy poca tierra, y brotaron en seguida, pues no había profundidad. Pero apenas salió el sol, los quemó y, por falta de raíces, se secaron.  Otros cayeron en medio de cardos: éstos crecieron y los ahogaron.  Otros granos, finalmente, cayeron en buena tierra y produjeron cosecha, unos el ciento, otros el sesenta y otros el treinta por uno. El que tenga oídos, que escuche” (Mt 13, 4b-8).  Mientras reflexionaba sobre ser evangelizador y sobre lo que dice el Directorio General para la Catequesis llegue a lo siguiente.  En muchos círculos católicos se habla sobre el amor de Cristo, sobre conocer a la persona de Jesucristo pero se nos olvida enfatizar esta COMUNION e INTIMIDAD con Jesucristo y esto sucede de una manera solemne durante la Misa. Si la evangelización no tiene conexión con la Misa es un mensaje tergiversado y fragmentado, si la evangelización no apunta hacia el altar por así decirlo, es un mensaje fragmentado, si las predicas, retiros y testimonios de grandes oradores no conllevan a la Misa, el mensaje no tiene en si frutos eficaces.

¿Pero entonces como saber si lo que hago esta ayudando a otros?  Aquí ofrezco algunas pautas que no es una lista exhaustiva pero si pudiera ayudarnos.  El evangelio de Mateo se lee lo siguiente “Lo mismo pasa con un árbol sano: da frutos buenos, mientras que el árbol malo produce frutos malos. Un árbol bueno no puede dar frutos malos, como tampoco un árbol malo puede producir frutos buenos.  Todo árbol que no da buenos frutos se corta y se echa al fuego. Por lo tanto, ustedes los reconocerán por sus obras.” (7,17-20).

  • Un autentico discípulo tiene la esencia del servicio, de ayudar a los demás
  • Un autentico discípulo asiste a Misa y celebra los sacramentos (en pocas palabras comulga)
  • Un autentico discípulo construye y edifica en amor (en la casa, trabajo y en la sociedad) no busca la destrucción ni mucho menos la división
  • Un autentico discípulo como dice mi amigo de la radio PELON “Con la mirada en el Cielo pero con los pies firmes en el suelo” (no se vanagloria)
  • Un autentico discípulo aprende a ser regalo de Dios hacia otros

AH

_________________________

1.  Directorio General para la Catequesis, n.80.

Les comparto el siguiente articulo que fue publicado el primero de febrero en Resonancias de la Arquidiocesis de Galveston-Houston por parte de la hija de mi compañera de trabajo Esperanza Monterrubio.  La autora es Fátima Monterrubio.  Muchas gracias por compartir tus talentos

“¿Pero cómo podemos ser discípulos de Jesús?”  Un día me quede sin respuesta a esta pregunta tan autentica y tan importante que me hizo uno de mis estudiantes de octavo grado en mi clase de catecismo.

¿Qué responderías tú?  La respuesta adecuada tiene que venir de una vida de oración, de una relación personal e intima con Cristo, y de formación catequética.  Para emprender esta labor de catequesis tan esencial que nos encomienda la Iglesia, necesitamos formación.  Al igual que un jugador de futbol necesita entrenar o una actriz de telenovela necesita ensayar, todos tenemos que aprender los “secretos del oficio.”  

Según el Directorio General para la Catequesis §238, la formación de los catequistas comprende varias dimensiones:

1.  El ser del catequista, como persona, creyente y apóstol

2.  El conocimiento del mensaje que transmite y del destinatario que lo recibe y su contexto social

3.  el saber hacer, ya que la catequesis es un acto de comunicación

Es decir, el que nuestros estudiantes tengan un deseo sincero de conocer a Dios más intimamente y que lleguen a amarlo más y más empieza con el deseo, amor, y la madurez de fe que tenemos nosotros.  Y para que nuestros estudiantes tengan un amplio conocimiento de nuestra fe católica, lo necesitamos tener primero nosotros.  Y finalmente, por más que amemos a Cristo, y por más que conozcamos el gran testero que es nuestra fe, si no lo podemos comunicar eficazmente ¿a quien le beneficia?  Por eso, es que el saber hacer es crítico.  El afán de ser discípulo de Cristo que tenemos nosotros se contagia si sabemos planear bien nuestras lecciones, si incluimos actividades que despiertan el interés de estudiantes con distintos estilos de aprendizaje, y si tenemos un plan de disciplina en el salón.

Tantas veces han fallado mis planes para una lección porque uno o más de estos aspectos faltaban.  Pero no hay que desesperarnos, es precisamente para ayudarnos con estas tres dimensiones de formación que existen los módulos catequéticos y los cursos de contenido que ofrece la arquidiócesis.  Tenemos un gran recurso de personal diocesano que se dedica precisamente a entrenar catequistas, a evaluar materiales, y dar talleres para ayudarnos a ser el/la mejor catequista que podamos ser.

En la introducción del manual diocesano, “El Ministerio del Catequista,” el Arzobispo Emérito Joseph Fiorenza dijo: “A través de ustedes, los valores del Evangelio y las enseñanzas de la Iglesia transformarán a aquellos a quienes enseñan a ser buenos discípulos de Cristo y miembros fieles de la Iglesia.  Este ministerio se merece lo mejor que ustedes puedan dar de ustedes mismos.” ¡Es un papel muy importante, hagámoslo bien aprovechando los recursos que tenemos a nuestra disposición! Asi podemos dar una buena respuesta a preguntas como la que me hizo mi estudiante y podemos hacer mucho más.

A %d blogueros les gusta esto: