Category: Mi Vida


Carta a mis Hijos

Foto

¡Hijos, qué importante es el crecimiento espiritual en la persona! Sin importar la fe que profesa, para toda religión es muy importante que haya un crecimiento espiritual de la persona, pero un crecimiento que sea sólido, maduro y para nosotros los católicos completamente enraizados en Jesucristo y su Iglesia.

Les cuento hijos que es muy triste y penoso ver grupos de personas que puedan caer en fanatismo religioso, y esto se debe a la falta de un crecimiento espiritual sólido, la falta de formación intelectual y la falta de un guía competente que sepa discernir lo que proviene del Espíritu de Dios y lo que proviene del maligno.

Para poder mejor comprender el camino espiritual que todos estamos llamados a llevar, hay unas cuestiones que habremos de responder.  Por lo cual, como Padre quiero lo mejor para ustedes mis hijos.

Primero, Quiero recalcar que puede haber más preguntas por hacer, pero estas servirán como inicio.

¿Te sientes feliz con tu vida? ¿Te sientes satisfecho con tu vida? ¿Te has preguntado hacia donde Dios te quiere llevar? ¿Vas a misa (yo sé que sí)? ¿Cómo es tu vida de oración? ¿Sientes o percibes el amor de Dios en tu vida?

Segundo,  hay que elaborar un plan semanal… es dar pequeños pasos… Tal vez en el plan semanal indique rezar un Padre Nuestro antes de cada comida…Así como nuestro cuerpo necesita alimento, también necesita alimento espiritual.  Y el alimento espiritual puede comenzar con ser agradecido por algo de ese día, hacer un padre nuestro o simplemente hablar con Dios.  Mientras pasan las semanas, habría que añadir más cosas en el plan semanal, pero la clave está en nunca remplazar la oración.  Recuerda, oración antes de cada comida.

Tercero, cuando se comienza a crecer espiritualmente, el propio espíritu busca estar con su creador, y hay varias maneras de como esto se puede lograr.  Una es la propia  oración como les mencione, visitando una Iglesia Católica y dedicar unos minutos en silencio, poco a poco ir a Misa y al final de cada Misa dedicar unos minutos de oración en silencio.  En cada oración, pueden ser rezos pero lo más importante es dejar que tu alma espiritual hable como un amigo le habla a otro amigo.  Siempre ser agradecido aunque las cosas no marchen como uno quisiera.  Recuerda que toma tiempo para limpiar y purgar las cosas que nos apartan del Señor.  Recuerdo todavía cuando eran pequeños  y siempre querían comenzar la oración y a un lado tenían varios juguetes que siempre pedían por ellos.   Estoy seguro que el Señor busca conversaciones sinceras, sin tapujos e hipocresías, sino la oración del niño confiada siempre hacia el Padre.

Cuarto, la vida espiritual lleva pies.   En pocas palabras, no todo es hacer oración, sino vivirla, llevarla a cabo.  ¿Y cómo es esto? ayudando a los demás, visitando a un amigo que tal vez no hayas visto por mucho tiempo.  Ser altruista, ayudar a los pobres, compartir una alegría o un buen consejo aquel quien lo necesita.   ¿Recuerdan cuando íbamos a visitar la casa Juan Diego? Dar vestimenta al que no lo tiene, asistir a los enfermos.  De hecho todavía recuerdo los pasillos y aromas de aquel hospital cuando visitaba a los enfermos de cáncer.  ¿Saben? muchos enfermos no tienen quien los visite y una vida espiritual te lleva a atender la mano a tu prójimo.

Quinto, se darán cuenta que has crecido y mucho, pero aún falta más…  Este es el tiempo para formarse íntegramente como persona, nadie lo sabe todo solo el Señor.  Pero tenemos la obligación de crecer intelectualmente, por lo tanto, hay que empezar a leer la Biblia, su palabra.  Si no sabes cómo leerla, les recomiendo que hablen con el cura de una Iglesia para que les pueda ayudar como utilizarla.  Toma cursos de formación en la fe, lee las vidas de los santos (siempre inspiran), y te darás cuenta que muchos de ellos tuvieron retos muy desafiantes en sus vidas.   Hijos, ustedes saben cuales fueron los santos que me han y continúan inspirando, San Ignacio de Loyola, Beata Madre Teresa de Calcuta, San Guiseppe Moscati, San Pablo, pero sobre todo San José, hombre varón y de silencio que fue figura Padre para Jesús.

Sexto, vigila que tu crecimiento intelectual vaya a la par con tu vida espiritual en la oración.  Es muy fácil querer impresionar a los demás de las cosas que hemos aprendido, pero esto solo hace que el orgullo se infle.  Retoma la oración, ya que aquí se aprende a ser humilde, pídele al Señor que siempre te mantenga a su lado y humilde.

Séptimo, nunca se olviden de sus raíces, de donde eres y de donde son tus padres pero tú mirada siempre debe estar fija en el cielo.  ¿Quieres la santidad? Trabaja para ello, recuerda que Cristo nos dijo “El que quiera seguirme, que renuncie a sí mismo, tome su cruz y me siga” (Mc 8,34).  Nunca se olviden de la cruz, es el amor en toda su expresión, y así como ese amor en la cruz es dolorosa te lleva a entender lo que es un sacrificio.   La vida espiritual requiere sacrificios.

Octavo, habrá momentos de aridez en tu vida, no se desanimen al contrario, estos momentos se necesitan y es aquí cuando deben reforzar tu oración y tu comunión con el Señor.  La palabra dice que “Toda rama que no da fruto en mí la corta. Y todo sarmiento que da fruto lo limpia para que dé más fruto.” Jn 15,2    Hay que practicar la paciencia.

Noveno, es muy importante también que cuando vayas creciendo tanto físicamente como espiritualmente hacer un examen de conciencia al día.  Recuerda que todos somos pecadores, pero eso no nos debe de detener, pide siempre la gracia y la sabiduría a Dios para que te ayude a discernir a tomar la mejor decisión que sea agradable a Dios.

Décimo, nunca se  olviden de Dios, Él es tu Creador y tu dueño.  Sin El no existiríamos y no sabríamos amar como Él nos lo pide.  “Amarás a Dios sobre todas las cosas” es el primer mandamiento y les pido que se lo graben en sus corazones, en todo tu ser y siempre úsalo como estandarte para poder evaluar tus decisiones.  ¿Aquello que te parece bueno te conduce a este primer mandamiento?

Los quiero hijos,

AH

cerati

Hoy muere uno de los grandes maestros de la música de Rock en Español, un hasta siempre para ti Gustavo Adrian Cerati.  Hoy la música se encuentra de luto y lo más difícil de esto es ver a alguien ir cuando tienes una gran admiración por su trabajo, por su música que grabó mi ser, que influyó en mi manera de ser.   Hoy puedo entender a mi padre cuando mi madre me dijo años después, que mi padre lloró cuando escucho y se enteró de su gran ídolo “Elvis Presley había fallecido”.  Ahora, conozco esa sensación pero ¿Cómo se le despide a un grande?  Yo no lo sé, será por eso que no te despido y prefiero mantenerte vivo a través de tu música, tus canciones, tus melodías que día tras día escucho.

Dicen que para los introvertidos es mejor expresarse a través de la escritura, pero confieso que inclusive esto a veces es díficil.  Esa voz se ha pagado el día de hoy….Todas las noches rezaba por ti desde que el mundo entero se dio por enterado de tu situación y condición médica. Desde el silencio de mi alma, siempre rezaba con la esperanza de que volverías, volverías a subirte a un escenario y ¿Por qué no? ver a Soda Stereo reunido.

Me quedo con tu música, tus discos, pero también me quedo sin palabras.

AH

Hace 22 años partiste a la casa del Padre Eterno, y sé que muchos familiares, conocidos, amistades leerán estas líneas mientras hablo de ti querido Papá.  Hace tiempo te debo esto, honrar tu memoria y dejarlo por escrito.  Te confieso que no me atrevía, necesitaba esa medicina que los seres humanos necesitamos para poder acomodar las ideas, esa medicina que llamamos tiempo.  No pienso escribir una biografía ni mucho relatar los momentos familiares que convivimos especialmente los últimos días de tu vida, eso lo dejo solo para la familia.  Solo quiero decirte lo siguiente:

¡Como me hubiese gustado verte llegar a viejo! ¡Como me hubiese gustado que conocieras a tus nietos, a tus nueras! como dice la canción de Piero, “Viejo mi querido Viejo”.  Cada vez que escucho esta canción, se clava más en mi corazón tu partida, tu ausencia, no poder verte físicamente y verte sonreír, para poder abrazarte y besarte pero sabes algo mi viejo, el tiempo y Nuestro Padre me ha enseñado a tener la esperanza firme y de tener la seguridad de que nos volveremos a ver.

Papá¿Papá recuerdas el poema que me escribiste sobre la vía del tren? todavía lo conservo ¿Papá recuerdas cuando jugábamos futbol americano en los campos del tecnológico? ¿Papa recuerdas cuando había fiestas en la casa y bailabas con Mamá? ¿Recuerdas las tantas cartas y poemas que escribiste a Mamá? ¿Recuerdas Papá cuando me rehusaba a comer la sopa de zanahoria que Mamá solía hacer? ¿Recuerdas Papá las campanadas de la Iglesia y el alboroto de la gente durante los domingos? ¿Recuerdas Papá la música de Elvis Presley mientras peleabas conmigo por que prefería a los Beatles? ¿Recuerdas Papá cuando los “palomos se casaron”? ¿Recuerdas Papá la graduación de mi primaria? ¿Recuerdas Papá cuando mi hermano y yo entramos a la secundaria? ¿Recuerdas Papá las navidades y los tiempos fríos donde jugábamos a la nieve? ¿Recuerdas Papá las revistas de Kalimán y Memin Penguin? ¿Recuerdas Papá la música de CCR, los terrícolas y los Ángeles Negros? ¿Recuerdas Papá el viaje que hicimos juntos a Durango, Zacatecas y otros lugares? ¿Recuerdas Papá cuando mi hermano y yo quebramos material de tu trabajo? ¿Recuerdas Papá las películas de Superman y de Star Wars? ¿Recuerdas Papá cuando te acompañábamos al Rancho a llevar agua a los animales? ¿Recuerdas Papá los simones que tanto te gustaban y comprabamos de Don Frank? ¿Recuerdas Papá cuando mirábamos juntos los partidos de los 49ers y mi hermano preferia a los Osos de Chicago? ¿Recuerdas Papá cuando salí enojado al ver que Argentina perdía la final del mundial de Italia 90? ¿Recuerdas Papá cuando mis hermanos menores nacieron y parecía que en la familia había juguete nuevo? ¿Recuerdas Papá a tus amigos, al viejillo a Lupita? ¿Recuerdas Papá a Javier, Guicho y al Guero “Nalgón” y a tantas amistades que tuviste? ¿Recuerdas Papá a la imprenta? ¿Recuerdas Papá a mis hermanos, al Coyac, Dorian y a tu tortuguita? y ¿que decir de tu auto color negro con dorado, te acuerdas?

Tantos recuerdos, tantas memorias, unas muy dolorosas y otras muy alegres.  A ti padre Alberto Zenón Herrera Vargas quien nació en 1958 y falleció de Cáncer en 1992, te queremos, te extrañamos y sabemos que disfrutas de la gloria de Dios.

AH

Hoy comienza oficialmente un nuevo dia en la Arquidiócesis de Galveston-Houston ya que dos de sus departamentos cambian sus nombres, la oficina de Pastoral Juvenil “Youth Ministry” cambia su nombre a Oficina de Catequesis con Adolescentes y Evangelización, la otra oficina es para la cual yo trabajo.  La oficina antes se llamaba “Oficina de Educación Cristiana Continua” y ahora pasa a llamarse “Oficina de Evangelización y Catequesis”.  De hecho su logotipo (izquierda) muy pronto cambiara.  A continuacion les presento los siguientes motivos por lo cual mi departamento cambio su nombre.

  1.  El termino Educación ya no habla de nuestra realidad, tiene una connotacion de un modelo a la cual ya no operamos.       Ahora mas bien en los circulos catequeticos se habla de formación que va mas alla del conocimiento, que es mas bien una formación integral y la palabra catequesis abarca esto.
  2. Se hace el cambio para tambien acoplarse al nuevo Año de la Fe promulgado por el Santo Padre Benedicto XVI.   Donde se pide un crecimiento en la fe, por lo cual catequesis implica toda la vida y no solo dirigida a los pequeños.
  3. Se le da el nombre de Evangelización debido a que la mision que se la ha sido confiada a esta oficina es de catequizar, pero para poder catequizar antes hay que evangelizar y suscitar en las personas el amor por Nuestro Señor Jesucristo y que a la vez responde al nuevo Sinodo sobre la Nueva Evangelización que el Santo Padre Benedicto XVI ha convocado para este Octubre del 2012.  
  4. Por mas de cinco años la oficina ha estado trabajando en crear una Estructura Curricular basada en las seis tareas fundamentales de la Catequesis con un enfoque espiral y una formación para toda la vida, con enfasis especialmente en la formación de adultos.  Esto responde mejor a la Nueva Evangelización y Catequesis.  
  5. Todo el personal esta entusiasmado por estos cambios y por las responsabilidades que esto implica.  Esto amplia mas la vision que el Arzobispo de Galveston-Houston, su Eminencia Cardenal DiNardo tiene en mente.  

Vienen nuevos retos pero con la bendicion de Nuestro Señor Jesucristo y con la Intercesión de Nuestra Madre camineramos juntos para el bien de su Pueblo.

AH

Hola a todos, les comparto lo que habia quedado pendiente y le pedi a mi amiga Selena Soza (Maestria en Psicoterapia Gestalt) que me ayudará hablar sobre un tema importante en el matrimonio, las relaciones sexuales.

Completaré a tu atinado tema del Matrimonio que peligra: Papas sin Sal, amigo Adrián: Hay un factor muy importante no dejar pasar por alto, el motivo de lo cuál se decidió estar juntos, el de casarse y formar un matrimonio. Me referire al inicio del matrimonio: el enamoramiento es mágico todo es ceder y no poder, más aín, si el enamoramiento es físico, me refiero al aspecto sexual, alli es donde los expertos colegas decimos: Después de 2 años el enamoramiento y pasión pasa a un segundo plano y viene la realidad de tu conyuge, es donde hay rupturas o engaños. Comienza lo difícil del matrimonio cuando no es hecha por vocación. Hay temas que por razón de nuestra cultura no nos atrevemos a tratar, uno de ellos es la sexualidad en el matrimonio y si los esposos no estamos preparados en este campo, mal podremos educar a nuestros hijos en el mismo. Hoy muchos matrimonios ven el sexo solo como un deseo, solo placer, no como un encuentro sagrado y sublime de amor creador.  No ven la conversación seria, un abrazo, una caricia, una carta de amor como algo importante. Estas son maneras de demostrar nuestro amor y que nos pueden llevar a la intimidad. Hay muchos confictos conyugales abiertos u ocultos que pueden tener su origen en una mala comprensión de la sexualidad en la vida de la pareja. En la relación sexual ambos tienen que tomar parte activa, no sólo a nivel instinto sino a todos los niveles: intelectual, afectivo, racional, etc., de modo que jámas una de las dos personas se sienta dominado o a merced de la otra.

El acto sexual ocurre entre dos personas y no es la relación de un individuo con un objeto de placer.Aqui se pierde el aspecto sexual ya que es complementario y nos impulsa a abrirnos a la otra persona para sentirnos más humanos. Sin embargo, no hemos aprendido a valorarla en su debida dimesión. Más bien, se aprende a hablar de este tema con reservas y con miedo, como si se tratara de algo prohibido, sucio, y preferimos no tocar el tema. La sexualidad es un don de Dios. Dios nos creó seres sexuales desde el primer momento de nuestra concepción. La sexualidad humana abarca no sólo el ejercicio de los instintos sexuales sino también un conjunto de cualidades que nos hacen únicos como hombre y mujer. Asi que concluyendo cuidado con el enamoramiento y no olvidar porque estamos juntos: Por AMOR, hay que valorar como matrimonio las relaciones sexuales como algo bueno y necesario y como un medio de comunicación, unión y perfeccionamiento que expresa el amor en el matrimonio.

Hoy en día, no hay institución que constantemente este siendo atacado o este a punto de exterminarse que el Matrimonio, ya se que suena muy dramatico pero es la realidad.  Tantos institutos existen como el Instituto de Literatura, de Ciencias, de Medicina de caracter gubernamental, etc… pero no hay mejor institucion que el propio nucleo de toda celula en la sociedad que es el matrimonio, y con el matrimonio se forma la familia.

En mis ultimos dias mientras estaba en San Diego, mi amigo (que prefiero mantener su nombre en anonimato) dijo que las relaciones de pareja [matrimonio] a veces son como ‘papas sin sal’.  Vaya descripcion, pero creo que todos entendemos el mensaje, en pocas palabras casi a nadie le gustan las patatas o papas fritas sin sal, no tienen sabor, claro que se pueden comer pero no se saborean.  Las relaciones de parejas a veces a si son, son relaciones como ‘papas sin sal’,  muy poco se conocen y se toleran pero en verdad no se disfrutan ni el uno ni el otro. Por lo tanto, si eres casado(a)  añadale un poco de ‘sal y limón’ a tu matrimonio. Si eres soltero(a), aprende de las voces de los expertos (no yo) pero si de aquellos que han podido mantener la llama viva de sus matrimonios.

Primer consejo,

1.  Para que el Matrimonio se mantenga vivo, ambas personas tienen que tener en cuenta que el Matrimonio es un llamado, es toda una empresa que hay que cuidar constantemente y es la mas importante de tu vida, ya que tu vida quieras o no va a cambiar.  Para esto se necesita cultivar la confianza entre la pareja pero sobre todo tienes que tener a Dios en el centro de tus vidas, si no los demas consejos quedan colgando.

2.  Una comunicación eficaz, saber como dialogar y saber como explicarle a tu conyuge las cosas que te gustan y las que no te gustan.  La comunicacion va siempre acompañada de atención, afecto y caricias (cariño), esto es para ambas partes.

3.  Apoyo mutuo, es decir sentir la seguridad y el apoyo de tu pareja inclusive en publico, ser buena compañia inclusive cuando al hombre no le guste salir de compras, o la mujer no le guste ver los deportes.  Aprende a ser fiel.

4.  Cultivar los detalles, algunas personas piensan que los hombres en la mayoria no son detallistas, pero esto no es cierto, habemos hombres que nos gustan los detalles aunque suene cursi.  Por ejemplo, no hay nada de malo que tu esposa te regale una rosa o te lleve mariachi o viceversa.  Los pequeños detalles son los grandes detalles.  Sobre todo maridos, nunca por los nunca olviden los aniversarios ni las pequeñas cosas que para tu esposa tienen un significado emocional.  Y esposas, nunca olvides las cosas que a tu marido le gustan, el preocuparse por gustar del uno y del otro es clave para mantener la llama del amor.

5.  Aprendan a escuchar, es decir permite que cuando tu pareja este molesto(a) puedas escuchar en vez de añadir mas leña a la discusion.  El saber escuchar es todo un arte, y se requiere ejercicio y una buena disciplina

6.  ¡Nunca pero de los nuncas lleguen a golpearse! siempre debe haber el respeto, la cordura y que la armonia reine inclusive cuando haya una diferencia.  Si nos decimos adultos, como adultos debemos tratarnos.

7.  Nunca dejes que los problemas del dinero manejen tu matrimonio, ojo no estoy diciendo que no te preocupes por las finanzas de tu matrimonio, al contrario, siempre habra subidas y bajadas, pero el dinero no forja el matrimonio sino el amor.  Cuando uno de los dos en un matrimonio basa todo su interes y sus sueños en el dinero, pobre iluso(a), por que el dinero va y viene, el amor no.

8.  Respetar la individualidad de la persona, no dejen que la rutina del matrimonio, o los hijos quiten los anhelos y los gustos que siempre tenias como cuando eras joven (nota: no me refiero a vicios).

Si tienes otro consejo para alimentar el matrimonio te pido que lo incluyas en tus comentarios para añadirlo y hacer asi toda una lista de apoyos para aquellos matrimonios que esten pasando por medio de una crisis.

AH

Les comparto esto que escribió el Padre Juan José Saldaña Valadez y con su autorización.

Miguel Arias Gutiérrez murió, mejor dicho, se nos murió. Así son las cosas: el panteón está lleno de gente indispensable. Miguel, “el Pina”, era de esos. Aprendió todo en la vida a punta de garrotazos que él transformó en palmadas cálidas y tiernas para todos los demás. “Los demás” somos los que lo conocimos, los privilegiados. Escribía Giovanni Papini que al morir nuestros padres nos quedamos huérfanos, al morir la esposa  quedamos viudos, pero que al morir un hijo no existe nombre para eso. Un padre que pierde un hijo no adquiere un nombre que lo defina: es tan grande el dolor que no hay siquiera con qué nombrarlo. ¿Y los que perdemos a un amigo cómo nos llamamos? Tampoco hay nombre, el sentimiento y la tristeza lo son todo.

Me gustaría escribir un manual que podría llevar por título “Cómo aprender a vivir y no morir en el intento”. Lo escribiría, lo publicaría y lo regalaría a todos mis seres queridos. Se lo hubiera dedicado a Miguel Arias.  Pero sería inútil. De todos modos se hubiera muerto Miguel y de todos modos me voy a morir yo.

Todos sabemos que nos vamos a morir, con excepción de los niños y los tontos. Los locos saben que morirán por eso se cuidan mucho. No hay locos temerarios. Los “loquitos” de nuestros pueblos duraban mucho.

El problema no es mi muerte, sino la muerte de aquellos a quienes yo amo. El problema no es mi muerte silenciosa, sino el silencio que dejan mis muertos. El problema no es lo que ha sido, sino aquello ya no será más: sus pasos, sus voces, sus risas, sus llantos, sus fastidios, sus hábitos, sus manías, su ausencia por un tiempito frente a su ausencia para siempre. El problema es la muerte de Miguel, de Miguel Arias.  Y la muerte de su teléfono celular, de su correo electrónico, de sus cartas impecables, de su prosa exacta, de sus poemas esenciales…la muerte de su voz poderosa, de su sonrisa fiel donde asomaba todo el corazón, todo el corazón de su corazón.

“Vente a Chicago”-, me dijo un día Miguel cuando ya no le quedaba mucha esperanza a mis zapatos. Miguel tenía la “mala” costumbre de dar la vida por sus amigos. Y me fui a Chicago. Eché en mis maletas esas cosas que a Miguel le causaban tanta risa: mis jabones y mi alma en perpetua fuga. “Vente, cuando llegues ya veremos”-, sentenció con la extraña autoridad de los limpios de corazón. Y llegué a Chicago.

Al llegar al aeropuerto descubrí que Miguel no estaba. Me había prometido alfombra roja, (sin duda para que no se notara que yo llegaba desangrando mi alma sacerdotal). Sólo apareció Martín Atilano, quien 19 años atrás había recibido a Miguel, quien 19 años atrás le había conseguido a Miguel sus primeros empleos y le había obsequiado una bicicleta para ir a trabajar. Martín me dijo: “Miguel está en el hospital”. Le pedí entonces que fuéramos de inmediato a ver a Miguel, pero que antes debía ir al baño. Frente al espejo contemplé mi rostro y recordé algo leído por mí no hacía mucho: “Su cara (en este caso mi cara) era como el de una fiesta de la cual ya se han ido todos”.

La penúltima vez que hablé con Miguel me dijo: “Juanjo, llévate mi bicicleta, está en la cochera”. Hablaba con dificultad y ya sólo le quedaba un resto de alma pegada a los huesos. La tarde (¡siempre esas tardes!) caía detrás de la ventana de la casa de Miguel. Tarde sin sol y sin sal. Sin color, sin sabor. Yo le contesté: “Miguel, tú quieres que me dé en la madre, porque cada que me suba a la bicicleta no voy a parar de llorar”. Miguel Arias sonrió en cámara lenta.

El día que Miguel se nos murió, yo lo visité una vez más por la tarde. Entré a su habitación con sigilo sacramental. Sintió mi presencia y abrió lentamente los pocos ojos que le quedaban. Dos ángeles, uno de cada lado, le estiraron con ternura los extremos de sus labios para regalarme una sonrisa. Él ya no tenía fuerzas, para todo necesitaba ayuda.

De quién sabe dónde sacó unas palabras y me preguntó su pregunta recurrente de las últimas semanas: la pregunta acerca de mi futuro. Yo le consté: “Todo está bien, las cosas ha sucedido como esperaba, la vida me sonríe, soy feliz, tengo ánimos, dos más dos ya dan cuatro en mi cerebro, y ya amueblé mi corazón”. No sé si me creyó, no lo sé, pero tampoco creo que sea pecado echarles algunas mentirillas bonitas a los moribundos.

Lo bendije. Cerró sus ojos con piedad y devoción. Me dio su mano. La sujeté con temblor. Lo miré (sabía que era la última vez). En silencio le hice algunos encargos: saludos a tu mamá, al Cardenal Bernardin, al padre Oscar Alejandro, a mi abuelo Juan, a mi tío Jorge. Giró su cabeza y fue entonces que le dije: “Adiós Miguel”.

Me dirigí a la puerta de su habitación y poco antes de salir me dijo: “Diles que me traigan agua”. Abrió sus ojos y me miró. El tiempo y el espacio se fueron para dejarnos a Miguel y a mí solos. Frente a frente, con la última mirada sostenida, lo pude ver en su escuelita rural, los últimos años de su vida, dando clases a niños pobres. Ese era su sueño. Hay sueños que se cumplen, otros no. No me pregunten por qué. Así esto de vivir.

A media noche me avisaron que había muerto Miguel. Pensé entonces: él ya despertó, yo seguiré soñando.

Por cierto, Miguel me enseñó que sólo es válido apoyar causas perdidas. “A mí sólo me atrae lo imposible”- solía decir Miguel Arias. Tal vez se refería a ese asunto de la felicidad.

P. Juan José Saldaña Valadez.

Mientras escribo estas reflexiones de mi amigo Miguel, solo quiero decir que el acaba de pasar a mejor vida con el Señor, y quisiera escribir sobre él por que ha dejado una huella indeleble referente a la catequesis y la formación Cristiana dentro del pueblo hispano de los Estados Unidos y por haber sido una persona excepcional, un verdadero discipulo del Señor que aprendió todo en la vida a punto de garrotazos pero que siempre supo dar una sonrisa a todos aquellos que lo conocimos.

Miguel Arias Gutierrez (López Salcido) nacio un 22 de Septiembre de 1971 en San Jose de Gracia, Jalisco y Miguel siempre incluia los apellidos de sus padres solo entre amigos para bromear y lo digo asi por que siempre bromeaba de sus raíces mexicanas diciendo “Si me preguntas de donde soy , te dijo que soy de San Jose de Gracia Jalisco, a un ladito de Guadalajara, pero si me preguntas ¿como me llamo? Miguel Arias Gutierrez y Lopez y Salcido por parte de los apellidos que llevan mis papas”  Asi era mi amigo Miguel, un hombre consciente de sus raices y sin avergonzarse de nada, una gran persona con un corazón  muy humano, un gran discipulo del Señor que encarnaba la compasión como un espejo tan claro y tan nitido.  Pero aparte, un hombre talentisimo que sabia conjugar verbos y encontrar las palabras exactas para hacerte reir tanto en escrito como oral.

La Sagrada Escritura muy bien la sabia dominar pero sobre todo, la pudo aplicar y para muestra de esto les dejo un correo electrónico de tantos, que fue escrito un 16 de Febrero del 2009.

Amo y señor de todo cuanto existe sobre la faz de la tierra, en los océanos y en todo el firmamento,

Soy yo, la sombra del que era, del que es y del que vendrá. Escribo este mensaje a las Iglesias de Jiuston, todas bajo tu mando y postradas a tus pies, reunidas todas ellas en torno a tu mesa, con sus lámparas de aceite, como renuevos de olivo. Sé que sufres pacientemente y que frente a ti está el libro de la vida, iluminado por el candelabro y ante ti está el que es, el que era y el que vendrá.

 Adrián Alberto,

 Fuera de todo este saludo apocalíptico sólo quiero escribirte una nota para saludarte y desearte todo bien. Gracias por tu amistad, gracias por hacer de este viaje de “trabajo” algo más que placentero. Gracias por las amistad, por la celebración, por la academia, por la reflexión teológica, por las lecturas compartidas, por Doneraki, por el vinito, la fiesta, tu cumpleaños, la cena, los tacos, los chiles bravos y todo lo demás. Eso fue como una semana de reflexión teológica. Gracias de verdad, fue muy padre haber ido a Houston y espero que podamos volver a vernos. Sólo quiero decirte gracias y qué bueno que gozo de tu amistad; no sé si tú goces de la mía, pero yo gozo de la tuya.

 Por cierto, mis idas al baño bien pudieron ser de nervios… nunca pensé en eso. Ahora que dices de nervios, me acuerdo de un chiste de Pepito cuando lo llevan a la ciudad. Le dijo a su papá: “papá, quiero hacer del baño”. Son tus nervios mijo, y pues siguieron caminando. Después, Pepito volvió a decir: “me estoy haciendo del baño” y su papá le dijo: “son tus nervios”. Hasta que finalmente, Pepito dijo: “Papá, se me salieron los nervios”.

 Si gustan venir a la casa ya está vacía… hablé con los inquilinos y pues esta mañana se fueron como los nervios, sin decir nada… ando un poco triste, pero bueno, a ver qué hacemos.

Cuídate mucho y espero que todo vaya bien con vos, mientras tanto. Gracias nuevamente por la amistad, por la convivencia y por todo lo que se comparte en una experiencia de esta naturaleza. Esta convivencia es la que no paga ni el mejor cheque del mundo. Saludos a tu familia.

 Miguel

 

Tantas cosas compartimos, tantos comidas, tantos chistes, tantos correos electronicos, tantas llamadas telefonicas solo para saludarnos y saber como ambos estabamos.  Claro que te vamos a extrañar, tanto mi familia como yo, te nos has adelantado en esta carrera de la vida y dejas atras a todos aquellos que tanto te queremos como tu esposa Alma, tu hija Betsaida y cada uno de nosotros que pudimos ver a Jesucristo en ti, mi estimado “Macarius Lacubus” como solias firmar al final de tus correos especialmente entre “cuates”.  Les dejo este correo que fue escrito el 20 de Septiembre del 2011

“Agradezco a todos su buen ánimo y que la esperanza no venga a menos. Si hemos de morir cantando… que no se nos quiebre la garganta. (ustedes saben la versión oficial)

Un abrazo,

Miguel”

Descansa en paz gran amigo, colega y sobre todo hermano Miguel Arias Gutierrez.

 

 

Es una lastima ver en la pagina principal del periodico local Houston Chronicle, un articulo y galeria fotográfica sobre las audiciones que la compañia de Playboy esta haciendo en la ciudad de Houston.  Lo más triste de todo es ver las fotografías donde las mujeres se ven muy contentas y orgullosas por haber tenido la oportunidad de posar o tomarse una fotografía para la revista Playboy.  Hasta cuando se darán cuenta las mujeres que es un abuso de la morbosidad del hombre, pero hasta que la mujer no pare de vender su cuerpo, este negocio nunca parará.

Lo mas lamentable es ver que son jovencitas como si fueran a su primera cita, algunas muy orgullosas por llenar sus datos personales, ¿a cambio de que? $$$$$$$$$ pero sobre todo la mala reputación que esto tambien acarrea.  Lo mas triste es que si uno se las llegará a topar en la calle se darian una imagen de impecables y santas, no quisiera ni siquiera saber lo que los papás de estas mujeres estarán pensando.

Es una grave falta hacia la sociedad pero sobre todo a la persona humana, por que no solo falta el respeto y la dignidad de la mujer sino tambien el del hombre.

Muy claro me lo dijo mi madre, “todos quieren andar con Susy Q, pero más vale cuidar a Maria”

http://www.29-95.com/gallery/playboy-casting-call

Mi primera Guitarra

Como han pasado los años, ahora que he tenido que ocuparme de otras cosas como añoro volver a tocar mi guitarra como cuando era adolescente. Obviamente no puedo darme el lujo de pasar el tiempo como lo solia hacer, por eso les cuento la historia de como adquiri mi primera guitarra.

Cuando tenia alrededor de 16 años fue cuando compre mi primera guitarra, una guitarra negra electrica con un pequeño amplificador gorila, lo interesante fue que no sabia yo tocar la guitarra, pero ante la insistencia de un amigo de escuela (Carlos Licón) la compre por $100 dolares americanos y fue mi regalo de navidad. Durante esos dias de vacaciones me sumergi y me dedique a prender a tocar este instrumento a toda costa. Recuerdo que compre una revistilla de esas que venden en las esquinas que contienen todo tipo de periódicos y se titulaba mi cancionero con los Beatles. Por lo cual no voy a mentir, ya que los Beatles han sido mi pasión, de hecho la música corre por mis venas, no tener música en mi vida es no ser yo. Me pasaba horas tratando de seguir los acordes segun la revista me indicaba (RE, MI, LA, etc..) y poco a poco comence a sentir los dolores que todo guitarrista tiene que pasar, las ampollas en los dedos por tanta presión ante las cuerdas de nylon de acero que mi guitarra tenia. Dos semanas despues de crear ruido sin conseguir ritmo ni melodia, me encerre en mi cuarto como si fuera todo un torero dispuesto a acribillar su toro, tenia que saber dominar la guitarra y aprender a tocarla bien. Por lo cual, la primera canción que aprendi a tocar en guitarra sin ningun vacilamiento fue “Twist and Shout” interpretada por los Beatles de los autores Phil Medley y Bert Russell. Recuerdo haberles avisado a mi mamá tanto como a mi hermano que por fin una canción me salia bien y que incluso quien la cantara pudiera yo acompañarlo con el ruido de mi guitarra. Despues vinieron más canciones como Soda Stereo, Enanitos Verdes, Caifanes, Bush, etc… especialmente el Rock Argentino o Sudamericano y el Británico.
La guitarra siempre fue mi compañera en los momentos más amargos y en los momentos más emotivos de mi vida. Creo que me sirvio como terapia especialmente durante esos años de juventud donde me sentia solo y donde la rebeldia mezclada con testosterona pudieron amansar. Tantas canciones he aprendido a tocar, que como dicen los grandes sabios “lo que bien se aprende, nunca se olvida”, solo quisiera tener el tiempo para volver a rascar las cuerdas, memorizarme las letras y dominar la guitarra como solia hacer. No se si ya empece a tener sentimientos de nostalgia de una etapa de mi vida que si pudiera revivirla, lo haria una vez más.
AH

A %d blogueros les gusta esto: