aReconozco que han pasado semanas sin haber escrito algo y por eso mismo les pido disculpas a mis seguidores.  Las responsabilidades que se me han añadido a mi escritorio son innumerables y a veces siento que no encuentro la salida, pero a la vez reconozco que todo lo que hago, lo hago en nombre de Jesús nuestro Señor.  Hoy quisiera tratar un tema que muy poco se habla o se desconoce (o algunos se tapan los ojos u oidos para no hacer caso a esto), me refiero a las futuras generaciones.  Si…¿que hace la sociedad para fomentar una buena educación tanto en el ambito escolar como la formación en la vida de nuestros pequeños?  ¿Que hacemos los padres para brindar una buena educación a nuestros hijos? ¿de que maneras transmitimos los valores Cristianos a nuestros hijos?  Hoy en dia, aunque usted no lo crea y le sea difícil de comprender, existen dizque “Maestros” de escuela que su estilo de enseñar es a tráves del abuso, de los maltratos, de los golpes, de las palabras antisonantes, de un estilo de dictadura que reinaba principalmente hace unos 30 años o mas atrás.  Basta ver como en comunidades de paises del Medio Oriente y paises latinoamericanos, inclusive aqui en la tierra de los sueños que para muchos se ha convertido la tierra de las pesadillas, el trato que se tiene con los pequeños, que son indefensos, que por si solos no pueden enfrentar la crudeza de la vida y necesitan del amor de los que nos profesamos Cristianos.

Hoy los medios de comunicación social son instrumentos que propagan este tipo de noticias que pudieran ser amarillistas, pero no es más que la pura cruel realidad, he leído notas como “Maestra encierra pequeña discapacitada en el salón de clases y no le permite ir al almuerzo“, “Maestro golpea a niñas por bajas califaciones de aritmética“, “Maestro suspendido por racista” “Maestra abusan de niño con pareplejía“.  Todas estas notas son rudas, duras y crueles, con esto no quiero difamar ni tampoco denigrar el buen trabajo que otros Maestros han hecho y han dado sus vidas para que pudieramos aprender.  Yo tomo este tiempo para agradecer a todos mis profesores por que fueron pieza fundamental en formar mi carácter, de ver la vida con una visión mas global, que me ayudaron a ser un mejor ciudadano que debe de luchar por la paz y la justicia, a ellos les doy las gracias y Dios los guarde los que han pasado a mejor vida.  Pero retomando el papel de nuestros hijos…la sociedad que somos usted, su vecino, mis gobernantes, ellos y yo formamos parte de esta sociedad que a veces funciona como “suciedad”, pero aun así estamos llamados a mejorar nuestra condición de vida, en especial para nuestros hijos.  ¿Que Padre o Madre no quisiera lo mejor para sus hijos?  Lo mismo quiere Dios para nosotros, aunque habemos hijos rebeldes que negamos la existencia de nuestro Padre o Madre, pero existen, asi igual Dios el esta allí por que quiere lo mejor para nosotros y nuestros hijos.  Recuerda que la función de Padre o Madre no es adueñarnos de nuestros hijos, sino ayudarlos a que encuentren la felicidad, pero no cualquier felicidad pasajera que viene a tráves de los placeres de la vida, sino la felicidad suprema y esa es Jesucristo.  Dios ha enviado a su Hijo Jesucristo no para que nos condenemos sino para salvarnos y por medio de El, entenderemos nuestros sufrimientos, nuestras fallas, nuestros errores.  Necesitamos pues guiar a nuestros pequeños a que se acerquen a Dios, ¿pero como? llevalos a Misa, inscribelos en clases de catecismo, repasa historias de la biblia con tus hijos, hablales del amor de Dios que tiene para sus hijos, yo te recomiendo que busques lecturas comenzando con los evangelios (San Mateo, San Lucas, San Marcos y San Juan) y veras como Dios a tráves de su Hijo Jesucristo nos demuestra que el mejor Maestro no se impone se ofrece, invita e invita con amor no con regaños, con abuso de autoridad o con golpes.  Ayudemos pues a nuestros hijos que descubran este gran amor que Dios tiene para nuestros pequeños.

AH