AEn el plan pastoral de Estados Unidos para la formación en la fe del adulto Sentíamos Arder Nuestro Corazón se define la esencia y la importancia de la formación de fe en el adulto:

“…el crecimiento en la fe de adultos debe servir de marco de referencia para la catequesis de otros grupos y edades.  Debe ser ‘el principio organizador, que da coherencia a los distintos procesos de catequesis que ofrece una Iglesia particular.’…Por lo tanto, toda catequesis se orienta hacia una profundización continua de la fe en Cristo.  Y entonces se ve cuan necesario es que la catequesis para adultos sea de la mas alta calidad y vitalidad.” (no. 41)

Por lo cual, si usted o conoce alguien que se dedique a las cosas de la Iglesia, o trabaja para la Iglesia o da su tiempo a los distintos ministerios ya sean litúrgicos (lector, Ministro Extra-Ordinario de la Sagrada Comunión, ujier, etc…) o pertenece a ministerios en el ámbito social de la Iglesia, o en la formación de la Iglesia, en pocas palabras la persona tiene contacto frecuente con otros adultos, esto es para usted.  La siguiente lista no es exhaustiva pero propone los siguientes principios que necesita saber sobre como los adultos se forman en la fe.

  1.  Hablar con adultos como adultos (no tratarlos como niños), permítame explicar, si usted tiene actividades con adultos  dentro del contexto de la formación en la fe, uno tiene que aprender a hablar con adultos y no es tarea fácil.  Algunos facilitadores, coordinadores o jefes de grupo tratan a su audiencia adulta como niños (alzan la voz para reprenderlos, regañarlos en publico, les gusta avergonzar a la gente en publico, truenan los dedos,  tienen expectativas pero no las explican y luego se frustran cuando otros no siguen las indicaciones, etc.).  Hablar con adultos requiere y es una habilidad que no podemos pasar de alto.
  2. Hospitalidad, si piensa tener reuniones con otros adultos ya sea fuera o dentro de la parroquia (Iglesia) no se olvide de algo muy importante—la comida, a los adultos nos gusta aprender y a la misma vez saborear los alimentos.  Por eso el refrán “panza/barriga llena… corazón contento”, el de tener aperitivos o invitar a los mismos participantes que compartan platillos para comer ayuda a crear comunidad entre los grupos pero también ayuda en la formación de la fe.  Por otro lado, dentro de la hospitalidad recae una buena organización (mesas, sillas, limpieza, alumbrado, etc…)
  3. Puntualidad, se hacen hasta bromas que dentro del pueblo hispano o latino la puntualidad es un área que casi no obedecemos o seguimos, dentro de la formación de fe en el adulto la puntualidad es un principio que no se puede pasar por alto, acatarse a los horarios ayuda a que cuando se dice de una hora a otra hora es lo que es y los mismos adultos aprenden a respetar.
  4. Programación, es muy importante que cuando se tiene la organización y el recurso personal para llevar acabo las reuniones y sesiones con otros adultos que se tenga este otro principio—la programación.  Esto quiere decir que de una manera estratégica hay que planear por anticipado la temática de lo que se quiere llevar por unos tres meses (corto plazo) o un año (largo plazo), esto ayuda en la organización.  Recuerde que dentro de la propia temática de su programación incorporar las seis tareas fundamentales de la catequesis a)Conocimiento de la fe b) Conocimiento Litúrgico c)Formación Moral d)Vida de oración e) participación en la comunidad f)actividad misionera.
  5. Grupos de conversación, otro principio que no se puede pasar por alto es permitir dentro de las reuniones o sesiones el tiempo necesario para que pequeños grupos puedan conversar sobre el tema, donde se permita las discusiones guiadas por un facilitador.  Es muy aburrido cuando un presentador, predicador o temista expone y solo lo que hace es hablar acompañado por un visual, si la sesión no permite estos tiempos los mismos adultos no aprenden como deben aprender.  Hay estudios de investigación que han señalado que una de las mejores maneras que los adultos pueden aprender a compartir su fe es cuando les permitimos que hablen sobre su fe con otras personas.
  6. Música, debe de haber toda una selección de música apropiada para cualquier reunión o sesión, hay adultos que es la manera de estimularlos a que aprendan sobre su fe, unas personas son visuales otras auditivas, otras kinestésicas, etc…
  7. Dinámicas o rompehielos, adultos también aprenden cuando se incorporan en las reuniones diferentes métodos de aprendizaje como ejercicios, actividades ya sea individual o en grupo, ponencias o presentaciones.

Hay otros principios que estaré abarcando en la próxima entrada.

AH