aEl evangelio del día de hoy basado en San Mateo 6, 1-6. 16-18 es apropiado para hablar sobre la nueva evangelización. Como se darán cuenta para aquellos que han estado leyendo mis artículos, la nueva evangelización en si no es nueva….es la perspectiva y la metodología que se renueva.  (Para escuchar el evangelio del día de hoy pulse aquí para escucharlo).

Primero nos damos cuenta que este pasaje menciona tres obras de piedad de los judíos 1.  La limosna  2.  La oración      3.  El ayuno, cosas propias que un católico ofrece de una manera intensa durante la cuaresma.  Pero quisiera detenerme sobre las palabras del Señor hacia sus discípulos ya que contienen y marcan el plan de salvación.  En Mateo 6, 8 se lee lo siguiente “No hagan como ellos, pues antes de que ustedes pidan, su Padre ya sabe lo que necesitan.”  Esto corrobora en lo que mencionaba en mi artículo anterior, el Señor pide que antes de que hables o abras la boca, solo pide que estés con El, lo que en círculos catequéticos llamamos el ministerio de Presencia, de tener ese encuentro y estar presente sin decir nada y este lugar secreto pudiera ser como la plaza de una ciudad donde las personas se encuentran.  Solo pide que lo visites, que tengas una reunion amena entre amigos.  Este ministerio de Presencia no es fácil pero es esencial y aquí muy bien aplica el sabio refrán “una imagen vale mas que mil palabras” o “una mirada vale mas que mil palabras”…Es en el silencio de tu corazón que aprende a sintonizarse al sonido del Espíritu.  Pero continuemos digiriendo lo que la Sagrada Escritura nos dice:

cuando oréis, no seáis como los hipócritas, que gustan de orar en las sinagogas y en las esquinas de las plazas bien plantados para ser vistos de los hombres; en verdad os digo que ya reciben su paga. Tú, en cambio, cuando vayas a orar, entra en tu aposento y, después de cerrar la puerta, ora a tu Padre, que está allí, en lo secreto” (Mt 6, 5-6)

Aquí nos dice sobre la oración pero previamente nos hablaba sobre la limosna y después nos hablara sobre el ayuno, y ¿no es esto lo que llamamos ego?  Si vuelves a leer el pasaje te darás cuenta que el Señor pide que no alimentemos nuestro ego ya que se vanagloria ¿pero que cosa es el ego?  Según los estudiosos dentro de la psicología hay distinciones para definir precisamente el ego, y les comparto algunas….el ego es parte de la personalidad que se nace y en algunas veces se le conoce como el autoestima, el ego también se identifica como un sentido de valor propio, el ego es un reflejo de la opinión de los demás, el ego es el concepto de YO.   Y no es verdad que a veces esta el ego dentro de cada uno de nosotros que nos dice en nuestro interior que presumamos de lo que hemos hecho ante los demás, de que demostremos a los demás las cosas buenas que hacemos para que después recibamos esa apreciación que muchos requieren y para muestra están las redes sociales.   Pero también esta la voz del Señor que nos dice no lo hagas para saber ¡el que dirán de ti! o ¡que dirán los demás! Sino hazlo en secreto es decir en el silencio de tu corazón y “tu padre que ve en lo secreto te apremiara” (v.17).  ¿De que me sirve dar plata en tantas cosas sino he aprendido a dar mi corazón a mi prójimo?   ¿De que nos sirve arrodillarnos ante el Señor, si nuestros corazones no han aprendido a arrodillarse? ¿De que nos sirve ayunar si continuo comiendo prójimo y calumniando a los demás?

Estas cuestiones pudieran ser muy duras y fuertes pero necesarias para hacer cambios en nuestras vidas, mencionaba que el ministerio de Presencia es esencial especialmente para aquellos que son padres de familia.  Si los padres de familia no aprenden hacer silencios en sus vidas nunca aprenderán a escuchar a sus hijos debido a la saturación y la competencia de atención de otros medios.  Por lo cual les comparto el siguiente sitio que pudiera ayudar en la comunicación entre padres e hijos, pulse aquí.

AH