Hace 22 años partiste a la casa del Padre Eterno, y sé que muchos familiares, conocidos, amistades leerán estas líneas mientras hablo de ti querido Papá.  Hace tiempo te debo esto, honrar tu memoria y dejarlo por escrito.  Te confieso que no me atrevía, necesitaba esa medicina que los seres humanos necesitamos para poder acomodar las ideas, esa medicina que llamamos tiempo.  No pienso escribir una biografía ni mucho relatar los momentos familiares que convivimos especialmente los últimos días de tu vida, eso lo dejo solo para la familia.  Solo quiero decirte lo siguiente:

¡Como me hubiese gustado verte llegar a viejo! ¡Como me hubiese gustado que conocieras a tus nietos, a tus nueras! como dice la canción de Piero, “Viejo mi querido Viejo”.  Cada vez que escucho esta canción, se clava más en mi corazón tu partida, tu ausencia, no poder verte físicamente y verte sonreír, para poder abrazarte y besarte pero sabes algo mi viejo, el tiempo y Nuestro Padre me ha enseñado a tener la esperanza firme y de tener la seguridad de que nos volveremos a ver.

Papá¿Papá recuerdas el poema que me escribiste sobre la vía del tren? todavía lo conservo ¿Papá recuerdas cuando jugábamos futbol americano en los campos del tecnológico? ¿Papa recuerdas cuando había fiestas en la casa y bailabas con Mamá? ¿Recuerdas las tantas cartas y poemas que escribiste a Mamá? ¿Recuerdas Papá cuando me rehusaba a comer la sopa de zanahoria que Mamá solía hacer? ¿Recuerdas Papá las campanadas de la Iglesia y el alboroto de la gente durante los domingos? ¿Recuerdas Papá la música de Elvis Presley mientras peleabas conmigo por que prefería a los Beatles? ¿Recuerdas Papá cuando los “palomos se casaron”? ¿Recuerdas Papá la graduación de mi primaria? ¿Recuerdas Papá cuando mi hermano y yo entramos a la secundaria? ¿Recuerdas Papá las navidades y los tiempos fríos donde jugábamos a la nieve? ¿Recuerdas Papá las revistas de Kalimán y Memin Penguin? ¿Recuerdas Papá la música de CCR, los terrícolas y los Ángeles Negros? ¿Recuerdas Papá el viaje que hicimos juntos a Durango, Zacatecas y otros lugares? ¿Recuerdas Papá cuando mi hermano y yo quebramos material de tu trabajo? ¿Recuerdas Papá las películas de Superman y de Star Wars? ¿Recuerdas Papá cuando te acompañábamos al Rancho a llevar agua a los animales? ¿Recuerdas Papá los simones que tanto te gustaban y comprabamos de Don Frank? ¿Recuerdas Papá cuando mirábamos juntos los partidos de los 49ers y mi hermano preferia a los Osos de Chicago? ¿Recuerdas Papá cuando salí enojado al ver que Argentina perdía la final del mundial de Italia 90? ¿Recuerdas Papá cuando mis hermanos menores nacieron y parecía que en la familia había juguete nuevo? ¿Recuerdas Papá a tus amigos, al viejillo a Lupita? ¿Recuerdas Papá a Javier, Guicho y al Guero “Nalgón” y a tantas amistades que tuviste? ¿Recuerdas Papá a la imprenta? ¿Recuerdas Papá a mis hermanos, al Coyac, Dorian y a tu tortuguita? y ¿que decir de tu auto color negro con dorado, te acuerdas?

Tantos recuerdos, tantas memorias, unas muy dolorosas y otras muy alegres.  A ti padre Alberto Zenón Herrera Vargas quien nació en 1958 y falleció de Cáncer en 1992, te queremos, te extrañamos y sabemos que disfrutas de la gloria de Dios.

AH