pentecostes2En estos últimos días el mundo ha conocido un hombre sencillo que ante todo porta el título como Obispo de Roma, que para el pueblo Católico es el Sumo Pontífice, el Papa Francisco y ha enseñado con su testimonio como ser un discípulo de Cristo.  En mis artículos anteriores hablaba yo de que el catequista es un discípulo del Señor y no me cansaré de enfatizar esto, no es un simple Voluntario, no….es mucho más que eso, es un Discípulo del Señor y esta mañana el Papa Francisco en su audiencia general menciono lo siguiente:

“Ser cristianos no se reduce sólo a cumplir los mandamientos, es ser de Cristo, pensar, actuar, amar como Él, dejando que tome posesión de nuestra existencia para que la cambie, la trasforme, la libere de las tinieblas del mal y del pecado. A quien nos pida razón de nuestra esperanza, mostrémosle a Cristo Resucitado y hagámoslo con el anuncio de la Palabra, pero sobre todo con nuestra vida de resucitados.”1

En pocas palabras, he lo que estado escribiendo estos últimos meses, sobre la Nueva Evangelización, sobre el camino del discipulado, el de ser catequista, el de ser Cristiano es ser de Cristo, pensar, actuar, amar y vivir como él.  Muy a menudo perdemos el enfoque de por que somos catequistas, muchos piensan que solo se trata de dar lecciones sobre doctrina, o de enseñar una verdad de fe o doctrinas de la Iglesia a la necesidad de sus oyentes.  Esto tiene cierta verdad pero solo es parcial.  Ser Catequista es un estilo, un camino de vida al discipulado, es mucho más que una actitud, es un cambio radical del corazón que se inclina ante el Maestro y le dice “Señor, ¿a quién iríamos? Tú tienes palabras de vida eterna” (Jn 6,68) y dejarse guiar por Él.

Ser Catequista es aquel quien reconoce sus limitaciones pero se apoya en el Señor para que lo guie, lo ilumine, y sobre todo lo inspire para ser portador de esperanza ante los afligidos, los hambrientos de Dios, los pobres y los marginados.  Ser Catequista es una luz que no brilla por si sola, sino que sus flamas provienen del viento del Espíritu Santo que lo anima para continuar y así alumbrar los desiertos que el mundo vive.

AH

1.   http://www.news.va/es/news/dios-nos-trata-como-hijos-francisco-en-espanol