Muy a menudo durante mis conversaciones con amistades me he encontrado personas que son indiferentes a las cosas de Dios, unas muy involucradas pero aun así hay una laguna inmensa especialmente en las Generaciones X es decir aquellos nacidos entre (1964-1981), o Generación Y (1982-1995) y Generación AO (1996-2012) que es un gran desafío para la Nueva Evangelización.

Una constante preocupación mía es la formación integra de la persona en la fe de la Iglesia.  He conocido varias personas con distintos grados de escolaridad, algunos profesionistas y otros que se lo han ganado con su trabajo y experiencia y por eso he sido bendecido, personas que han tenido distintos caminos de fe, algunos que con todo corazón buscan a Dios, otros que buscan la felicidad, otros que buscan sentido o significado a sus vidas, otros simplemente viven la vida sin cuestionarse sobre las cosas supernaturales, otros buscan pareja y piensan encontrarla en la Iglesia, etc…. La cosa es que todos estan en una busqueda.  Creo yo que hay tres aspectos alarmantes que son dañinos y contrarios a la fe Católica

1.  Indiferencia (especialmente por Católicos)

2.  Debido a la indiferencia, le sigue la injusticia a nivel social (reglas gubernamentales, etc)

3.  Católicos que no profesan su fe, dicen ser católicos pero asisten a Megaiglesias que proveen servicios donde buscan ser entretenidos con música, show y luces.

He conocido algunos católicos que se profesan ser Católicos de hueso colorado pero que prefieren en vez de ir a Misa y celebrar el Sacramento de la Eucaristía, prefieren ir a Iglesias “Hollywood”.  Dijo “Hollywood” por que todo es una gran pantalla donde las emociones corren al 100%, lágrimas, risas y todo un show.  ¿Que es lo que buscan?  ¿Conocimiento tal vez? ¿ Convicción? ¿refugio? ¿mejorar su autoestima? ¿palabras de aliento?  ¿Ser mejores? Por un lado, buscan conectar sus experiencias con la vida de la Iglesia, buscan un lugar donde puedan ser valorados, buscan un lugar donde puedan contribuir, buscan un lugar donde puedan ser escuchados, buscan un lugar donde puedan quejarse como las familias lo hacen pero que se mantengan como familias.

Por otro lado, no solo es ocuparse de las necesidades de la persona sino que incluye un camino de discipulado a la cual conlleva a la formación permanente, sistematica y seria.  Cristo pide  ser “perfectos, como mi Padre que esta en los Cielos es perfecto” (Mt 5,48), no mejores, en pocas palabras pide ser fieles al Señor, algunas de estas iglesias predican precisamente esto y escriben libros donde le piden al cristiano ser mejores.  Buen trabajo para impulsar el autoestima, pero el mensaje de Cristo es muy claro, “el que quiera seguirme que tome su cruz y sigame” (cf Mc. 8,34).  Si el mensaje solo fuera por ser mejores, le aseguro que Pedro como Mateo no serían apóstoles, lo son por que fueron fieles con el Señor que hasta dieron sus vidas por él.  Tantas veces en grupos de jóvenes adultos y adultos hay escasez en el área de la formación en la fe, una fe que sea mas convincente, articulada y profunda, que vaya mas allá de las reuniones sociales o de las conversaciones superficiales  y de una vida congruente con las enseñanzas morales de la Iglesia.  ¿Sera por eso que el Santo Padre Benedicto XVI ha pedido un año de la fe?

Tantas cosas tendrá la Iglesia que hacer para transformar este año en un nuevo brío de discípulos dispuestos a seguir al Señor y permanecer fieles a su Iglesia.  Por un lado, la Iglesia Católica tendrá que buscar ser mas intencionada en su hospitalidad y bienvenida (unas parroquias hacen un buen trabajo mas que las otras), tambien tendra que renovar en cierto sentido sus ministerios para poder llenar los vacios que estas personas traeran a la Iglesia y por ultimo, la mas importante, la mejor manera de atraer personas si es predicando y evangelizando en nombre de Cristo pero mas convincente es siendo ejemplo y testimonio vivo de que el Señor en verdad se encuentra en su Iglesia.

AH