¿Cómo Sabemos si existió un tal Jesús?

Bueno primero para responder a esta pregunta, seria bueno estudiar las fuentes que originaron algunos documentos que tienen importancia especialmente para poder defender lo que a veces los mismos ateos reclaman, que Dios Nuestro Señor Jesucristo fue un invento del hombre y de la Iglesia como Institución organizada para manipular las conciencias de la humanidad, o como Karl Marx alguna vez dejo escrito “La Religión es el opio del pueblo”.  Pero es cierto esto, por que sabemos que usted y yo no tenemos alguna fotografia de Jesucristo (algunos pudieran decir que si, que tenemos el Manto de Turín), pero no tenemos un acta de nacimiento ni nada por el estilo.  Entonces seria bueno repasar las mismas fuentes Romanas, ya que de hecho Palestina en tiempos de Jesús vivia bajo el dominio del Imperio Romano.

Fuentes Romanas:  

  • Suetonio.- Vida de Claudio 25.4: “Y El expulso a los Judíos de Roma que, bajo la influencia de Chrestos, no cesaron de debatir”.[1]
  • Probablemente “Los círculos Judíos en Roma habían sido agitados por la  proclamación del Evangelio…”.[2]

Algunos expertos han debatido que la palabra Chrestos pudiera referirse a un nombre en común, otros han optado que tal vez seria una deformación del mismo titulo de “Christos“, pero lo que sabemos es que hubo judios en Roma que habian sido agitados por la Buena Nueva (Evangelio), esta Buena Nueva se dio por medio de los Apostoles y Discipulos.

Otra fuente Romana que tenemos es la siguiente:


  • Tácito (Historiador de Roma, 57-118 A.D).- Anales 15.44: “Para disipar este rumor, Nerón presentó como reos del incendio y sometió a refinadísimos castigos a ciertos hombres odiados por sus crímenes, a quienes el vulgo llamaba chrestiani.  Les venía este nombre de Cristo, ajusticiado en el reinado de Tiberio por el procurador Poncio Pilatos…..”. [3]
  • Plinio el Joven (Procónsul de la Provincia de Bitinia en Asia Menor).- Cartas 10.96, describe sus relatos con el trato que tuvo con los primeros Cristianos al Emperador. Uno de ellos era la costumbre de “reunirse determinados días, antes del alba, y cantar alabanzas a Cristo como a Dios. [4]

Ahora, viendo algunos documentos creibles que dan testimonio de las primeras comunidades necesitamos ver de las mismas fuentes Judias que obviamente las autoridades religiosas de Jerusalen no aceptaron a Jesus de Nazaret como el Mesías.

Fuentes Judías:

Flavio Josefo (Aristócrata, político, soldado, historiador Judío, fariseo, y sacerdote judío, 37-100 A.D.)  Sus dos grandes obras Antigüedades Judaicas (90 A.D.) y la Guerra Judía.[1]

  • Pasaje 1—se sospecha que las adiciones en letra cursiva fueron redacciones Cristianas implantadas al Texto original): “Era como en este tiempo que un hombre sabio, Jesús, si es legal llamarle hombre.  Ya que hacia milagros con sus obras, un Maestro de este tipo recibe la verdad con placer.  Atrajo a muchos gentiles y judíos.  Él era el Mesías, y cuando Pilato, a la sugerencia de hombres de rango, lo condeno a la cruz, aquellos que lo amaron al principio no cesaron, ya que se les apareció vivo otra vez al tercer día, como los profetas lo habían predecido y diez  mil otras cosas mas que conciernen a Él; y la raza de Cristianos, ya nombrados por su causa siguen en pie el día de hoy.”[2]

    Pasaje 2— “e hizo comparecer al hermano de Jesús llamado Jacobo y a algunos otros acusados de no cumplir la Ley de Moisés y los hizo lapidar” [3]

    Talmud Babilónico (Volumen Extenso Judío sobre sabiduría y ciencia; sus contenidos datan desde el tiempo de Jesús hasta el año 500 A.D.  A pesar de que Jesús es mencionado varias veces, se sabe que estas referencias fueron hechas en los años 200-500 A.D. lo cual no tienen valor histórico).

    —-Sanh. 43ª.- “En la tarde de la pascua colgaron a Yeshu [de Nazaret] y él mensajero salió por cuarenta días diciendo ‘[Yeshu de Nazaret] va a ser apedreado porque ha practicado brujería y ha traicionado a Israel.  Hagan saber a todos aquellos que en su defensa vengan a defenderlo.’  Pero no encontraron a nadie en su defensa y lo colgaron en la víspera de la pascua”.[4]

    La comunidad de Qumrán según el estudioso Geza Vermes “Las expectaciones de un ungido divino en el Antiguo Testamento dio esperanza de que hubiera un Mesías sacerdotal y un Rey Mesías.”[5]

    El Mesías era esa persona que liberaría a Israel de la opresión extranjera, y a través de su poder, sabiduría, justicia y paz prevalecería.” [6]

Para la próxima entrada hablaremos sobre los grupos contemporános de Jesús.
AH

[1]  Maurice Goguel, The Life of Jesus (New York: Macmillan, 1945) 97.

[2] Ibíd, p.98.

[3] Ver Goguel, 94-95; Daniel Olmedo, Historia de la Iglesia Católica (Porrúa: México, 1991) 46.

[4] Ver John P. Meier, Un Judío Marginal (Ed. Verbo Divino: Estella, 1998) 92; Daniel Olmedo, Historia de la Iglesia Católica, 66.

——————————

[1] Joseph Klausner, Jesus of Nazareth: His Life, Times, and Teaching.  Trans.  Herbert Danby (New York: Macmillan, 1925) 55.

[2] Flavio Josefo, Antiguedades de los Judios (Ed. Clie: España, 2009) 18.3.3;  Klausner, Jesus of Nazareth, 56.

[3] Ibid, 20.9.1; Daniel Olmedo, Historia de la Iglesia, 47.

[4] Joseph Klausner, Jesus of Nazareth, 27.

[5] Geza Vermes, The Dead Sea Scrolls (London: Penguin Books, 3rd. 1987) 53-54

[6] Gerald O’Collins, Christology: A Biblical, Historical, Systematic Study of Jesus (New York: Oxford Press, 1995) 28.