Latest Entries »

img_mouseover3Hemos dado inicio a la cuaresma, y recuerdo de niño que cada vez que se llegaba la cuaresma era un tiempo no muy deseado.  Recuerdo todavía las ofertas por televisión haciendo comercio con sus grandes descuentos de venta de pescado, tortas empanizadas de camarón, lentejas, etc…. Pero también recuerdo algunas “prohibiciones” como el no escuchar música, en otros hogares la cosa era un poco más severo, como no ver televisión o salir a jugar.   Y ahora que he crecido veo que tan importante es vivir la cuaresma, no por las “prohibiciones” que uno cree que esto puede traer sino más bien por el tiempo de despego y rectificación que uno está llamado a vivir, y así re-orientar nuestras almas espirituales a Dios Trino.

Hoy la misma vida es tan instantánea y espontánea que el ritmo del trabajo, la familia, la sociedad y la cultura marcan un paso acelerado de cómo vivir la propia vida.  La cuaresma para mi es ese espacio para detener, parar, reflexionar, meditar y nombrar las fallas o pecados que tengo, no para saborearlos sino para apreciar la gracia y misericordia del Señor cuando uno es pecador.  Por eso el título de este artículo, ¿Existen los Caníbales Cristianos?  La respuesta es sí, y es muy lamentable, nadie entre los cristianos está exento de esto.  No me refiero a caníbales literalmente que comen carne humana, sino de manera metafórica, de aquellos que devoran al prójimo. Desde vida consagrada, laicos, diáconos, sacerdotes y obispos podemos caer en la tentación de devorarnos unos a otros. De hecho, tenemos sabios refranes como “más pronto cae un hablador que un cojo”

En el pasaje de Sirácides se nos dice:

No te dejes llevar por la corriente, no estés en dos caminos a la vez; esto es propio del pecador que usa un doble lenguaje. Mantente firme en tus convicciones y sé un hombre de palabra.  Aprende a escuchar y tómate tu tiempo para responder.  Si sabes de qué hablas, respóndele a tu interlocutor; si no, guarda silencio. Tus palabras te pueden traer gloria o descrédito; la lengua de un hombre prepara su caída.” (5,9-13)

Que lamentable que entre cristianos en vez de conocernos como discípulos se nos empiece a conocer como “caníbales”. Siempre encontrarás a alguien que quisiera verte aplastado o destruido, o hacer sentir tan bajo al prójimo.  La última vez que yo leí el Evangelio de Juan se nos dice:

Les doy un mandamiento nuevo: que se amen los unos a los otros. Ustedes deben amarse unos a otros como yo los he amado.” (Jn 13, 34).

Nunca se nos dijo que nos devoráramos los unos otros, sino que nos amaramos los unos a los otros.  Y es terrible como nuestra condición humana manchada por el pecado, dejamos que el órgano de la lengua destruya a los demás.

Si alguno se cree muy religioso, pero no refrena su lengua, se engaña a sí mismo y su religión no vale.” (Santiago 1,26)

Nuestro Señor Jesucristo también fue muy claro en no calumniar, ya que la difamación o calumnia es matar la reputación del prójimo.

Ustedes han escuchado lo que se dijo a sus antepasados: «No matarás; el homicida tendrá que enfrentarse a un juicio.» Pero yo les digo: Si uno se enoja con su hermano, es cosa que merece juicio. El que ha insultado a su hermano, merece ser llevado ante el Tribunal Supremo; si lo ha tratado de renegado de la fe, merece ser arrojado al fuego del infierno” (Mt 5,21-22)

“Yo les digo que, en el día del juicio, los hombres tendrán que dar cuenta hasta de cualquier palabra difamatoria. 37 Tus propias palabras te justificarán, y son tus palabras también las que te harán condenar.” (Mt 12, 36-37)

Que en este periodo de cuaresma en vez de frenar y abstenerse de no comer carne roja los viernes, ayunemos y nos abstengamos de comer carne de prójimo todos los días.  No al chisme, a la calumnia, o a la difamación, no necesitamos más cristianos “caníbales”.

AH

CaptureDebido a mi trabajo y mi vocación Cristiana, frecuentemente escucho en las parroquias ya sea dentro de ministerios, grupos, apostolados o movimientos el término “voluntario”. Pero ¿Qué es un voluntario? Según la definición que da la Real Academia Española la define como “Persona que, entre varias obligadas por turno o designación a ejecutar algún trabajo o servicio, se presta a hacerlo por propia voluntad, sin esperar a que le toque su vez.”

Por lo cual, son personas que por su propia voluntad dan su tiempo sin necesidad de sentirse obligados, pero en algunos casos no es la realidad. He conocido a muchos “voluntarios” que se sienten obligados a ejecutar o llevar a cabo una función dentro de la Iglesia, ya sea como catequista, ministro extraordinario de la Sagrada Comunión, proclamador, cursillista, etc. porque han hecho una promesa, o un acuerdo con el líder o coordinador o sacerdote de la parroquia.  La pregunta que yo hago es ¿será el término correcto que debemos usar en nuestro lenguaje?

A mi parecer no, no es el término apropiado porque los que estamos ejerciendo esta vocación, lo hacemos como respuesta al llamado que el Señor ha hecho a cada uno de los que hemos sido bautizados. Gracias a la virtud de nuestro bautismo, el Catecismo de la Iglesia Católica enfatiza lo siguiente

“Los bautizados “renacidos [por el bautismo] como hijos de Dios están obligados a confesar delante de los hombres la fe que recibieron de Dios por medio de la Iglesia” (LG11) y de participar en la actividad apostólica y misionera del Pueblo de Dios (cf LG 17; AG7,23)” no.1270

DiscipuladoPor lo cual, no existen los ‘voluntarios católicos’, porque si han recibido ese llamado del Señor a través del Bautismo son más bien discípulos del Señor y estamos llamados a participar en la ‘actividad apostólica y misionera del Pueblo de Dios’ que es la Iglesia.  Esto ayuda a cambiar la perspectiva que tal vez un “voluntario católico” pueda tener de que da de su tiempo para llenar las necesidades de la Iglesia, en vez de entender que es Dios mismo que lo ha llamado a cumplir su misión dentro de la Iglesia.

La pregunta que yo dejo para todos aquellos que son coordinadores, jefes de grupo o lideres

¿Cómo hacen para ayudar a sus ‘voluntarios’ comprender que son discípulos del Señor y que requiere compromiso debido al llamado de su bautizo?

AH

Los números de 2014

Los duendes de las estadísticas de WordPress.com prepararon un informe sobre el año 2014 de este blog.

Aquí hay un extracto:

La sala de conciertos de la Ópera de Sydney contiene 2.700 personas. Este blog ha sido visto cerca de 13.000 veces en 2014. Si fuera un concierto en el Sydney Opera House, se se necesitarían alrededor de 5 presentaciones con entradas agotadas para que todos lo vean.

Haz click para ver el reporte completo.

Capture

Este domingo que se aproxima terminamos un ciclo litúrgico y lo hacemos con la Festividad y Solemnidad de “Jesucristo Rey del Universo” u otros le conocen como la fiesta de Cristo Rey.   El evangelio que la Iglesia ha escogido para esta fiesta es un evangelio bastante poderoso, no que los otros pasajes bíblicos no lo sean, pero este pasaje se pudiera resumir la regla de oro.  Nosotros los cristianos especialmente los que somos católicos necesitamos formarnos en la fe, conocer las doctrinas pero mas importante es aplicarlas, convertirlas en obras, en hechos concretos y aqui este pasaje dice exactamente como debemos vivir nuestra fe y tambien como seremos juzgados.

Por lo tanto, estimado lector, aprende todo lo que la Iglesia enseña, sus enseñanzas, su doctrina pero sobre todo recuerda que todo esto esta subordinado a la persona humana, la dignidad de la persona.  El Señor Jesucristo vino a salvar y redimir “¡Así amó Dios al mundo! Le dio al Hijo Unico, para que quien cree en él no se pierda, sino que tenga vida eterna” (Jn 3,16).  En mi humilde opinión, yo creo como San Juan de la Cruz que al finalizar nuestras vidas, el atardecer de nuestras vidas, el gran Dios Trino nos pedira cuentas de que tanto amamos a Dios como a nuestro prójimo “A la tarde te examinarán en el amor”.  No nos olvidemos de los pobres, no nos olvidemos de aquellos que son marginados y sufren a expensas de otros, no nos olvidemos de nuestros niños y de nuestros ancianos, no nos hagamos inmunes al dolor, no a la indiferencia, no nos olvidemos de aquellos que lloran y nunca nos conformemos con ideales que no se ajusten al Reino de Dios.  No hagamos lo que algunas personas hacen en las redes sociales y piensan que con un solo vistazo y darle me gusta, o compartirlo ya estamos haciendo algo.

 

 

Picture1

 

Aqui en los Estados Unidos, hay una organización sin fines de lucro que necesita de nuestra ayuda y no tiene que ser monetaria, puede ser activista, organizando y creando conciencia de la crueldad de la pobreza que cada ves se hace mas aguda.  Checalo y apoyalos.

http://www.povertyusa.org/es/

 

Te comparto el evangelio para que lo leas y lo medites a la vez, te comparto un video de nuestros hermanos “Quiero ver” y escuches los relatos de estas personas.

En aquel tiempo, dijo Jesús a sus discípulos: “Cuando venga en su gloria el Hijo del hombre, y todos los ángeles con él, se sentará en el trono de su gloria, y serán reunidas ante él todas las naciones. Él separará a unos de otros, como un pastor separa las ovejas de las cabras. Y pondrá las ovejas a su derecha y las cabras a su izquierda.

Entonces dirá el rey a los de su derecha: “Venid vosotros, benditos de mi Padre; heredad el reino preparado para vosotros desde la creación del mundo. Porque tuve hambre y me disteis de comer, tuve sed y me disteis de beber, fui forastero y me hospedasteis, estuve desnudo y me vestisteis, enfermo y me visitasteis, en la cárcel y vinisteis a verme.” Entonces los justos le contestarán: “Señor, ¿cuándo te vimos con hambre y te alimentamos, o con sed y te dimos de beber?; ¿cuándo te vimos forastero y te hospedamos, o desnudo y te vestimos?; ¿cuándo te vimos enfermo o en la cárcel y fuimos a verte?” Y el rey les dirá: “Os aseguro que cada vez que lo hicisteis con uno de éstos, mis humildes hermanos, conmigo lo hicisteis.”

Y entonces dirá a los de su izquierda: “Apartaos de mí, malditos, id al fuego eterno preparado para el diablo y sus ángeles. Porque tuve hambre y no me disteis de comer, tuve sed y no me disteis de deber, fui forastero y no me hospedasteis, estuve desnudo y no me vestisteis, enfermo y en la cárcel y no me visitasteis.” Entonces también éstos contestarán: “Señor, ¿cuándo te vimos con hambre o con sed, o forastero o desnudo, o enfermo o en la cárcel, y no te asistimos?” Y él replicará: “Os aseguro que cada vez que no lo hicisteis con uno de éstos, los humildes, tampoco lo hicisteis conmigo.” Y éstos irán al castigo eterno, y los justos a la vida eterna.” (Mateo 25,31-46)

AH

Arte_Dia_de_los_Muertos_1lgLa celebración del Día de los Muertos toma elementos de las etnias mexica, maya, purépecha y totonaca donde los indígenas hacían una gran fiesta en la primera luna llena del mes de noviembre, para celebrar la terminación de la cosecha del maíz. Ellos creían que ese día los difuntos tenían autorización para regresar a la tierra, a celebrar y compartir con sus parientes vivos, los frutos de la madre tierra y que la muerte no era el final de la vida, sino simplemente una transformación.

La Iglesia afirma que cuando una persona muere, ya no es capaz de hacer nada para ganar el cielo; sin embargo, los vivos sí podemos ofrecer nuestras obras para que el difunto alcance la salvación. Con las buenas obras y la oración se puede ayudar a los seres queridos a conseguir el perdón y la purificación de sus pecados para poder participar de la gloria de Dios.  A estas oraciones se les llama sufragios.  Por lo tanto, el mejor sufragio que podemos hacer en el día de los Muertos es ofrecer la Santa Misa por los difuntos.  La Iglesia con una visión más cercana y evangelizadora ha establecido que el día de los Muertos, promueve y fortalece las expresiones culturales y religiosas de nuestros pueblos que manifiestan una sincera búsqueda de Dios.  El día de los Muertos es mucho más que una simple celebración de visitar la tumba de un ser querido, reunirse en familia y comer juntos.  El día de los Muertos dentro de la creencia cristiana es lo que la Iglesia llama “diez natalis al día de la muerte del cristiano, día de su nacimiento para el cielo, donde ‘no habrá más muerte, ni luto, ni llanto, ni preocupaciones, porque las cosas de antes han pasado’ (Ap 21,4); es la prolongación, en un modo nuevo, del acontecimiento de la vida.”[i]

Por lo tanto, la celebración del día de los Muertos es celebrar la vida, es una verdadera fiesta a la vida y podemos colocar un altar dándole un sentido profundamente cristiano.  Es el momento preciso para catequizar y evangelizar a los demás de nuestras tradiciones y evitar en caer en los peligros que pueden desviarnos de la fe católica como:

  • la invocación de los muertos para prácticas adivinatorias
  • el riesgo de que se insinúen formas de creencia en la reencarnación
  • el peligro de negar la inmortalidad del alma y de separar el acontecimiento de la muerte de la perspectiva de la resurrección

foto-reportajeAquí les comparto maneras de cómo convertir el altar.  Puede uno hacer un camino con pétalos de flor de Cempaxúchitl, y podemos recordar que Jesús es “el Camino, la Verdad y la Vida” (Jn 14,6) y las flores reflejan al sol que da vida.  Tener siete canastillas de dulces (7 como los sacramentos) y los dulces como las gracias que sostiene a la Iglesia.  Alrededor del altar podemos colocar velas, que representa la Luz de Cristo que se nos dio en el bautismo y que es la ‘Luz del Mundo’ para que “el que lo siga no caminara en la oscuridad, sino que tendrá la luz de la vida” (Jn 8,12), y en el centro podemos colocar un crucifijo ya que Cristo es el centro de nuestras vidas.  Dentro del mismo altar podemos colocar imagen de nuestros difuntos y recordar que fuimos creados a su “Imagen y semejanza” (Gen 1,26) y poner pan de muerto que nos recuerda las palabras de Jesus “Yo soy el pan vivo que ha bajado del cielo, el que coma de este pan vivirá para siempre.  Y el pan que Yo les voy a dar es mi carne para que el mundo tenga vida (Jn 6, 50-51).  Es por eso que debemos recordar a los muertos no con tristeza sino con alegría, la misma alegría con la que están gozando de este banquete que nunca se acaba: el retorno glorioso a Dios Padre.  Por lo cual, la mejor manera de celebrar el día de los muertos es asistiendo y participando de la Santa Misa, rezar el rosario por nuestros difuntos y visitar los cementerios.

AH

Fuentes (Secretariado de pastoral Litúrgica de la Arquidiócesis de México, Catholic.net)
[i] Directorio sobre la Piedad Popular y la Liturgia, Congregación para el Culto Divino y la Disciplina de los Sacramentos, Ciudad del Vaticano, 2002, no. 249.

CaptureEste tema lo he estado meditando ya desde hace tiempo y creo que es propicio escribir sobre ello, el fanatismo en la religión, y en este caso, en la religión Católica. Obviamente, no es nada nuevo y desde hace siglos se ha dado esto no solo en cuestión de religión sino inclusive en los deportes, en la política, en las ideologías, etc… Y a causa de esto, ha habido confrontación, conflicto bélicos, holocaustos, asesinatos y actos terroristas. Pero mi reflexión no es el mirar hacia atrás y escribir de lo que ya todos sabemos, sino escribir del fanatismo sutil, de ese que se va infiltrando en la vida de las personas de una manera tenue, cautelosa, de ese fanatismo que afecta las relaciones, en la manera de pensar, en la manera de reflexionar que manipula conciencias especialmente dentro de la religión Católica.

Muy pocos dentro de circulos de espiritualidad Católica desde aquel que da su tiempo en la Iglesia hasta un profesor en una Universidad Católica prestigiosa del país hablan muy poco de esto. ¿A que me refiero? Hay una línea muy delgada entre fanatismo y devoción popular que a simple rasgos no es facil discernir. Me refiero a ciertas tendencias y pensamientos que surgen dentro de ciertas lineas de espiritualidad. Por ejemplo, en una parroquia que prefiero omitir su nombre, los agentes de pastoral con el párroco me indicaban de que había ciertas personas que estaban encargados de ciertos ministerios litúrgicos como movimientos que trataban de imponer ideologías contrarias a las reglas de la Iglesia o a la voz del párroco.  “Si eres mujer, no puedes leer las lecturas del domingo con pantalón” “todas las mujeres deben de empezar a vestirse con falda” “los hombres no deberian rasurarse” o en otros casos “los hombres deberian rasurarse”….tantas cosas que se comentaron que algunos encargados de ministerios y movimientos facilmente pueden caer, el peligro de seguir las cosas al pie de la letra y no descubrir el espiritu que da vida a la letra.  He visto y he platicado con varias mujeres que estan sirviendo a la Iglesia de la mala formación que sus dirigentes y lideres de tales movimientos brindan, ellas me han comentado que si tal persona era mujer y queria servir en un ministerio, tenia que dejarse crecer el pelo, quitarse el maquillaje, dejar de usar aretes, porque todo eso refleja “las cosas del mundo”.  Y se nos olvida que vivimos en el mundo, que no estamos llamado a ser parte del mundo pero si estamos llamados a transformar el mundo.  ¿Y esta es la manera? de seguir practicas muy farisaicas, yo personalmente no lo creo.

Otra persona voluntaria tambien me contó que el líder de tal grupo donde se reunían todos los jueves, su dizque líder les pedía a todas esas parejas que eran voluntarias que se abstuvieran de cualquier relación sexual para no permitir que cuando esten sirviendo haya impureza…y estas personas muy obedientes se acataron de su tal dizque líder….¿pero en que cabeza cabe esto?  y no solo les pedía esto sino que les imponía todo tipo de cargas, y aquellas personas que no obedecieran recibian un castigo como el no poder ser facilitadores, o limpiar los baños, etc…..  Y esto sucede en las parroquias, y hay que prestar atención, por que esto en vez de ser crecimiento espiritual es una formación de una secta, de un fanatismo enfermizo….Y esto sucede muy a menudo entre los hispanos debido a la carencia de una formación en la fe de la Iglesia.  Hay personas que creen que son inspirados por el Espíritu Santo, que a la vez piensan que tienen la verdad mucho mas alla de las palabras del párroco, y esto es ya de por si enfermizo, y es un hecho de que proviene esto de otro espiritu y no el de Dios que quiere unidad y no división.

Este tipo de fanatismo sutil, enferma y crea divisiones con la apariencia de que sigues a Dios por que el resto del grupo donde la persona se encuentra esclavizado te lo dice, y no deja que la persona por si sola tome sus decisiones y pueda discernir en verdad si son discipulos autenticos o simplemente son lobos.  Por eso el pasaje del Evangelio de San Lucas es tan sabio en lo que se nos dice:

Jesús les puso también esta comparación: «¿Puede un ciego guiar a otro ciego? Ciertamente caerán ambos en algún hoyo. El discípulo no está por encima de su maestro, pero si se deja formar, se parecerá a su maestro. ¿Y por qué te fijas en la pelusa que tiene tu hermano en un ojo, si no eres consciente de la viga que tienes en el tuyo? ¿Cómo puedes decir a tu hermano: ‘’Hermano, deja que te saque la pelusa que tienes en el ojo’’, si tú no ves la viga en el tuyo? Hipócrita, saca primero la viga de tu propio ojo para que veas con claridad, y entonces sacarás la pelusa del ojo de tu hermano.” (6, 39-42)
Por lo tanto, no es necesaria la rigidez pero si tenemos la obligación moral de reflexionar y de formarnos en la fe, para esto hay que acudir al párroco, el párroco lo mas seguro es que se ponga en contacto con la diócesis y le pueda ofrecer cursos que le hagan crecer en su fe de una manera sana y evitar caer en el fanatismo.  Porque el fanatismo no es mas que una señal de la carencia de formación.
AH

cerati

Hoy muere uno de los grandes maestros de la música de Rock en Español, un hasta siempre para ti Gustavo Adrian Cerati.  Hoy la música se encuentra de luto y lo más difícil de esto es ver a alguien ir cuando tienes una gran admiración por su trabajo, por su música que grabó mi ser, que influyó en mi manera de ser.   Hoy puedo entender a mi padre cuando mi madre me dijo años después, que mi padre lloró cuando escucho y se enteró de su gran ídolo “Elvis Presley había fallecido”.  Ahora, conozco esa sensación pero ¿Cómo se le despide a un grande?  Yo no lo sé, será por eso que no te despido y prefiero mantenerte vivo a través de tu música, tus canciones, tus melodías que día tras día escucho.

Dicen que para los introvertidos es mejor expresarse a través de la escritura, pero confieso que inclusive esto a veces es díficil.  Esa voz se ha pagado el día de hoy….Todas las noches rezaba por ti desde que el mundo entero se dio por enterado de tu situación y condición médica. Desde el silencio de mi alma, siempre rezaba con la esperanza de que volverías, volverías a subirte a un escenario y ¿Por qué no? ver a Soda Stereo reunido.

Me quedo con tu música, tus discos, pero también me quedo sin palabras.

AH

Tengo que confesar que no he escrito nada últimamente, y esto se debe a dos razones válidas.  Por un lado, el trabajo en la oficina que me ha saturado desde compromisos, visitas, charlas, talleres, hasta reuniones con colegas que gracias a Dios han hecho mi trabajo y mi carga más ligera.  Por otro lado, no he podido escribir últimamente debido a que, creo yo que es oportuno dejar espacios de silencio para dar cabida a la inspiración.  Soy de los que creo que vale más trabajar detrás de escena que recibir el ruido del crédito por algo hecho.  Prefiero los tiempos y momentos de silencio, así siempre he sido desde que tengo uso de razón.  Aparte, porque es oportuno reflexionar sobre la vida propia y para esto se requiere tiempo y menos ruido y menos aceleración.  Las verdaderas cosas en la vida se dan con calma, nunca con rapidez y apresuro.  Y vaya que he disfrutado estos momentos para poderles escribir sobre lo que considero un tema de vital importancia, como hacer la Sagrada Escritura parte de tu vida cotidiana.

Hace unos cuantos días tuve la oportunidad de hacer una presentación/taller en la Diócesis de Las Vegas, Nevada.  Si, así como usted acaba de leer…. ¿Que puede tener de católico la ciudad de Las Vegas?  Mi respuesta…..mucho, aunque es considerada la “Ciudad del Pecado”, pude presenciar gente inspirada, gente apasionada por Jesus de Nazaret, vi gente enamorada de la Iglesia y a esto fui precisamente hablarles cómo hacer viva la Sagrada Escritura durante la catequesis con jóvenes, adultos y niños.  No importa la edad, todos debemos alimentarnos de la Sagrada Escritura como también de la Sagrada Eucaristía.  El Director Diocesano de Catequesis me indico que la población hispana en esta región es muy grande y debido a esto se presentan muchos retos como falta de sacerdotes, falta de líderes capacitados, falta de diáconos, falta de recursos bilingües, y uno de los mayores retos….la falta de conocimiento bíblico.

Con este contexto que sé que no es ajeno a la realidad católica, comencé con unos principios básicos dentro de la teología Católica y utilice como base la siguiente presentación de PowerPoint.  Presione aquí.

  1.  Para poder entender los pasajes de la Biblia, necesitamos invocar el Espíritu Santo.
  2.  Necesitamos tener un buen comentario bíblico y también leer a través del Magisterio de la Iglesia.  (Para esto, puede ayudar mucho el sitio de la Congregación para el Clero)
  3.  No se utilice la Biblia para regañar y mucho menos para fanatizarse
  4.  No leerse la Biblia literalmente hay que desglosar el mensaje principal y ponerlo en contexto basado en los escritos del Magisterio y otros libros de la Biblia para su interpretación.  No al fundamentalismo.

Hay varias maneras para hacer la Palabra de Dios viva, aquí les comparto algunos de estos métodos:

  1.  Juegos con la Sagrada Escritura (puede hacer lotería utilizando nombres o personajes bíblicos, los adultos también se divierten así)
  2.  Dinámicas con la Sagrada Escritura (puede hacer preguntas sobre tal personaje o pasaje de la Biblia para ver si los participantes saben de quien se está hablando)
  3.  Lectio Divina (siguiendo los pasos de la Lectio, Meditatio, Oratio, Contemplatio)
  4.  Meditación guiada  (Loyola Press cuenta con un buen libro para esto, pero también puede uno ser creativo utilizando esta metodologia)
  5.  Dramatización (permite que niños, jóvenes o adultos sean creativos a la hora de dramatizar pasajes de la biblia)

Uno pensaría que estando en la ciudad de Las Vegas tal vez las personas no leerían la biblia sino más bien se juegue a los casinos, las barajas y a todo tipo de maquina con luces que pueda hacer ruido, pero vaya sorpresa, las personas que asistieron a mi presentación si sabían.  Por lo cual me dice, que la Iglesia de Las Vegas está muy viva y hay esperanza para llevar el mensaje de amor a otros pueblos.

AH

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 165 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: